sábado, 19 de mayo de 2012

ÁLAMOS, TRES ÁRBOLES ROSA EN OTOÑO DE CLAUDE MONET

ÁLAMOS, TRES ÁRBOLES ROSA EN OTOÑO 1891
Álamos, tres árboles rosa en otoño de
 Claude Monet

óleo sobre lienzo 92 x 73 cm
Philadelphia Pennnsylvanía, The Philadelphia Museum




El " paraíso terrenal " ( Werner Hofmann ) simbolizado en el paisaje - ¿ y dónde mejor que en el impresionismo habrá encontrado su más convincente puesta en práctica "- está considerado como el tema general de este movimiento artístico. Después de que Claude Monet , el  más importante pintor impresionista probablemente , hubiese concluido una serie de" almiares "le tocó el turno a un nuevo motivo paisajístico que  el artista llevó a cabo de modo serial y basándose en estudios  al " aire libre " de los álamos .


La historia de estos árboles de Limetz es conocida: se había  previsto talarlos y sacarlos a subasta . Monet se comprometió a pagar cierta cantidad , con la condición de que los árboles permanecieran en pie el tiempo necesario para acabar de pintarlos.


La tela Álamos, Tres árboles rosa  en otoño muestra claramente las consecuencias que el tema trajo  consigo para la obra de Monet: por un lado confirmó nuevamente que para este pintor la naturaleza se  convierte en un acontecimiento  de la vista ; esta es la componente  típicamente impresionista del  cuadro.  Sin embargo, las lineas verticales de los troncos proporcionan a la composición por un lado , una  solidez rítmicamente estructurada que pone en contrapunto a la piel centelleante de la superficie típica  impresionista del cuadro .


 Sin embargo, las lineas verticales de los troncos proporcionan a la composición , por otro lado, una solidez ritmicamente estructurada que pone un contrapunto a la piel centelleante de la superficie típica del impresionismo y que crea una geometría oculta a la que podrá  referirse más tarde uno de los  protagonistas de la abstracción  geométrica , Piet Mondrian. En Mondrian, dicha solidez parece irradiar también a las diferentes manchas de color , que en general recuerdan un poco la regularidad del puntillismo , ahora bien sin  querer practicarla consecuentemente.




Le Bec du Hoc Grandicamp. Georges Seurat


Los  neo mpresionistas y puntillistas sistematizaron la descomposición impresionista del color hasta conseguir un modelo de manchas que son constitutivos del cuadro y formado por manchas cada vez más abstracta, una especie de  retículo en el que quedan abolidos todos los fenómenos figurativos.




Este principio lo ilustra por ejemplo Le Bec du Hoc , Grandicamp de Georges Seurat  ( 1859-!89!). En las marinas de Grandicamp, el maestro del puntillismo había llevado al extremo el refinamiento de la pincelada . el resultado fue una  superficie de color reticulada , de la mayor homogeneidad . La obra más famosa de  esta serie presenta la punta Bec du Hoc Grandicamp de Georges Seurat hace  alzarse como una formación maciza " casi como una ola convertida en  piedra " sobre el horizonte.


No fue, seguramente , ninguna casualidad que las tendencias a la abstracción  del puntillismo se  desarrollaran preferentemente en el género del paisaje , pues en el siglo XIX estaba iconográficamente menos " cargado de significados " que otros géneros, y por tanto estaba predestinado  para experimentos formales.


Mercedes Tamara Lempicka 
19 mayo 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada